La cerveza artesanal se abre un hueco en nuestra capital, y es que hay muchos rincones dónde beber, degustar y comprar un lúpulo distinto.

Si eres un fiel cervecero y quieres dejar un poco de lado a la Cruzcampo, no puedes perderte este post.

¡Amor, alegría y cerveza fría!

Mad Brewing, la cervecería tres en uno

De la fábrica a la mesa, ya que Mad Brewing es más que una simple cervecería, es restaurante, bar y fábrica. Puedes acercarte a probar alguna de sus cervezas, pedirte una buena hamburguesa o, incluso, visitar las instalaciones.

Merece la pena salir un poco del centro e ir a probar una cebada distinta al barrio de San Blas, donde encontrarás un local decorado al más puro estilo neoyorquino y siguiendo los ideales de un “brewpub”, notables en su sencilla, elaborada y cuidada carta gastronómica- El ambiente tiene toques nórdicos y es muy acogedor.  Gracias a su gran cristalera puedes ver la zona de elaboración.

Detrás de todo esto tenemos a Tibor Domenech, uno de los fundadores, que gracias a su experiencia en el mundo del “craft beer” supo perfectamente cómo llegar a los fieles cerveceros de la capital.

Sabemos que las hamburguesas son uno de los puntos fuertes, pero te puedes encontrar desde un buen solomillo de cerdo hasta guisos, pasando por el tradicional plato americano “fish and chips”. Y por si fuera poco, de lunes a jueves tienes disponible un menú del día por 13,50€.

Pocas excusas quedan para no ir a visitarlo. Podrás acercarte los martes y domingos de 13:00 a 17:00 y de miércoles a sábados de 13:00 hasta la última hora del día.

¿Aún dudas de la cervecería tres en uno?

Fábrica Maravillas, el primer brewpub

Siguiendo con la línea de los restaurantes y pubs que producen su propia cerveza en las mismas instalaciones, nos encontramos con Fábrica Maravillas, una cervecería con años de experiencia a la espalda y un referente en el mundo del lúpulo, ya que fue el primer “brewpub” de Madrid.

Si bien no sólo es el desencadenante de este movimiento cervecero, también es un local acogedor que sirve más de 6 tipos de cerveza artesanal en su gran barra y lo mejor de todo; es la variedad para los múltiples paladares que pueden existir por la capital. Encontrarás desde cervezas tipo Ipa hasta la típica rubia Pale Ale.

Pero si vamos al grano, que no a la cebada, te interesará saber que esta gran fábrica se ubica en Malasaña. Los precios rondan desde 1,90€ la caña hasta los 6€ que cuesta la pinta, dependiendo del tamaño que pidas y de la sed que tengas. Y eso sí, siempre acompañado de unos cacahuetes o un poco de picoteo para que los grados no suban del tirón.

¿Se sabe algo de los horarios? De lunes a viernes está abierto desde las 18:00, los sábados desde media mañana hasta las 2:00 y domingos hasta acabar el día.

En conclusión, Fábrica Maravillas es la mini-fábrica que no te dejará indiferente si buscas un local original y con una cerveza artesanal diferente.

Los Grifos, donde repostar cerveza

En el mismo barrio de Malasaña, pero con un concepto totalmente distinto, nos encontramos con Los Grifos, una cervecería nacida de tres amigos con una ilusión, los cuales han conseguido impulsar la catalogada como “gasolinera de la cerveza artesanal”, llamada así por la multitud y variedad de grifos que tiene su barra y en los que puedes servirte tú mismo. Esto es un peligro para muchos.

Ubicado en el número 33 de la calle Manuela, encontrarás la puerta a un local, ya no solo innovador por el autoservicio de cerveza, sino por la tecnología que lleva detrás para saber la cantidad de cerveza que cada uno se echa. ¿Te imaginas que no llevaran la cuenta?

Esta tecnología se acompaña de una tarjeta de socio que podrás utilizar para servirte.

Pero no es la tecnología lo que nos interesa, sino la cerveza y las ofertas, ¿no? Para eso, el horario más interesante es de lunes a viernes de 18:00 a 20:00, ¡la hora feliz! Y si hablamos de cerveza seguramente nos quedaríamos sin saliva, ya que cuenta con 11 grifos con todo tipo de cerveza artesanal, desde la Stout hasta la Pale Ale.

Y por si fuera poco, además de tener una propuesta única, es un establecimiento espacioso y bien ambientado. ¿Necesitas más datos para ir a echarte una “cañita”?

Patanel, la pata negra de Carabanchel

Si necesitas un lugar de peregrinaje cervecero, muévete hasta Carabanchel, porque merecerá la pena ir a Patanel para probar la cerveza artesanal de un barrio que es mucho barrio.

Un hobby de tres amigos se ha convertido en la cerveza de pata negra de casi todos los bares de Carabanchel, ya que no solo podrás encontrarla en su propio establecimiento, sino en otros bares de la zona.

¿Qué puedes encontrarte con Patanel? Descubrirás un tipo de cerveza rubia, ligera y con alta fermentación llamada Golden Ale y una tostada, rojiza, y elaborada con nada más y nada menos que tres tipos de malta, que es la Red Ale.

Por su popularidad, ambiente e iniciativa, ya no es sólo un simple establecimiento con cerveza artesanal, sino que es un punto de encuentro para los arraigados a la buena cerveza y un lugar que organiza múltiples movimientos sociales con distintos colectivos y bares de la zona.

Ahora queda claro que la receta clave de una cerveza artesanal de calidad lleva un ingrediente más: lúpulo, levadura, malta y mucho barrio.

No estaría nada mal una ruta visitando todas estas cervecerías, ¿no? Sin duda tienen mucho para dar y tomar.

Yo que tú no me quedaba sin probar los nuevos sabores artesanales que ofrece Madrid, pero poco a poco, que la cerveza también sube.

Los comentarios están cerrados.